UEM

Alimentos y riesgo de Alzheimer: una dieta protectora

10-06-2010  Cada vez es mayor la evidencia que asocia la dieta, uno de los factores ambientales más importantes que se pueden modificar, al riesgo de Alzheimer



Las personas que toman una dieta rica en nueces, pescado, pollo, verduras, frutas y ensaladas con aliño de aceite de oliva, y pobre en productos lácteos muy grasos, carnes rojas, vísceras y mantequilla, tienen un riesgo más bajo de sufrir Alzheimer, de acuerdo con los resultados de un estudio que se ha publicado en el sitio web de la revista Archives of Neurology.

Cada vez es mayor la evidencia que asocia la dieta, uno de los factores ambientales más importantes que se pueden modificar, al riesgo de Alzheimer. Sin embargo, la literatura actual sobre el impacto de los nutrientes aislados o de alimentos concretos sobre el riesgo de Alzheimer es poco consistente, en parte a causa de que las comidas de los humanos, con complejas combinaciones de alimentos o nutrientes, pueden ser sinérgicas. A causa de esto, el análisis del patrón de la dieta surge en los últimos años como una forma alternativa de abordar el problema, ya que puede ofrecer ventajas de método, pues los alimentos no se toman de forma aislada y hay que tener en cuenta las interacciones entre los distintos productos de la dieta.

Los autores del estudio han evaluado la asociación entre combinación de alimentos y riesgo de Alzheimer, en un total de 2.148 sujetos con 65 o más años de edad y sin demencia, desarrollaron Alzheimer 253 participantes en el periodo de seguimiento (que fue de 3,9 años de media). Los autores hallaron un patrón de dieta que se asociaba con fuerza a un riesgo significativamente más bajo de Alzheimer, y que se caracterizaba por ingestas más elevadas de ensalada aliñada con aceite de oliva, nueces, pescado, tomates, pollo, verduras de la familia de la col, verduras foliadas de hojas verdes y oscuras, y frutas, junto con una ingesta más baja de productos lácteos ricos en grasa, carne roja, vísceras y mantequilla.

En base a sus resultados, los autores afirman en sus conclusiones:

«La consideración simultánea de los conocimientos previos sobre los nutrientes que pueden estar relacionados con la enfermedad de Alzheimer y de múltiples grupos de alimentos, puede ayudar a identificar combinaciones que estén asociadas a un determinado riesgo de Alzheimer».


Referencia bibliográfica: Yian Gu, Jeri W. Nieves, Yaakov Stern, Jose A. Luchsinger, Nikolaos Scarmeas. Food combination and Alzheimer disease risk: a protective diet. Archives of Neurology 2010;67:digital object identifier (doi):10.1001/archneurol.2010.84.



<- Tornar